Recuerda que: TODO PASA… TODO

Ninguna situación, ninguna emoción son permanentes. Como el día y la noche, hay momentos de alegría y momentos de tristeza. ¡¡Acéptalos!! como parte de la dualidad de la naturaleza, porque son la naturaleza misma de las cosas. Todo está ahí porque tú lo has convocado. Lo necesitas para tu crecimiento y desarrollo. Decide qué vas a hacer. El miedo de la clase que sea es siempre una trampa que te mantiene atado. No le des poder, o serás su prisionero. Todo pasa, si te resistes, la situación persiste. Si la aceptas, la trasciendes. La no lucha desde la aceptación y no desde la resignación es la que te libera. Si niegas la situación que estás viviendo, lejos de trascenderla la estás engrandeciendo.

No busques culpables.

Ni fuera, ni dentro. Sólo hay responsables, y tú eres el responsable de lo que acontece en tu vida. Si sigues culpabilizando a los demás no puedes resolver la situación. Es únicamente cuando aceptas y asumes tu responsabilidad, cuando puedes trascenderlo todo. Ésta es la buena noticia, no hay nada ajeno a ti y sí tú eres la causa, tú eres la solución. Todo pasa, esto también pasará.

El miedo limita, paraliza, atrapa y empequeñece. Nos roba vida. Tener el coraje de descubrir miedos, llenar vacíos y alumbrar nuestras partes rotas es fundamental si queremos seguir creciendo. Ahora bien, hay que tener cuidado porque así como nos impulsa, también puede hacernos retroceder y atraparnos. La mejor forma de mirar hacia dentro es con responsabilidad, aceptación y respeto.

El pensamiento es muy poderoso.

Así que si quieres sentirte bien, no dejes que tus pensamientos, lo que ves y sientes te saquen de plano. Vivir despierta, vivir enseña y la aceptación, reconforta el alma. Quizás sean necesarias unas cuantas “idas de olla más” para aprender las lecciones, o quizás, sea necesario enfadarte y encabronarte unas cuantas veces mas para integrar las lecciones… 

Aunque hay guerra dentro de mí, aunque aún tengo mis demonios dentro de mi, aunque hay ira dentro de mi, hay que rescatar a la parte que te diga a ti mismo “ah, esto también está bien y es necesario, todo es perfecto tal y como es”. Y lo es, para tu crecimiento, para tu expansión, para tu tranquilidad… “me acepto tal y como soy, perfecto con mis imperfecciones” este ha de ser el mantra constante. Sentir que esto también es necesario para mí, sin incoherencias, hay que integrar la aceptación.

Aceptarme a mí, para aceptarte a ti.

Aceptar mis imperfecciones para poder aceptar las del mundo. Y en este proceso me siento perfecto tal y como soy, no es una perfección moral, no, simplemente me dejo en paz, ya no me machaco, y al sentirme en paz conmigo mismo puedo sentirme en paz, ya no necesito al mundo, ya no necesito cambiar el mundo. Hay que encontrar la manera de hablarte a ti mismo para que cuando no estés en paz, logres estar en paz, con y desde la compasión, con amor, eso es lo revolucionario, porque aprendo a ser feliz por mí mismo, aprendo a dejarme en paz, me acepto.

No podemos cambiar el orden del mundo, las cosas son como son, las personas son como son, tú eres como eres, y todo es perfecto tal y como es. Y cuando se acepta esto, todo es perfecto, todo transgrede, todo cambia.

En definitiva, acéptate tal y como eres y surgirá la transformación en ti.

 

“Si no está en tus manos cambiar una situación que te produce dolor, siempre podrás escoger la actitud con la que afrontes ese sufrimiento”.

Viktor Frankl

Todo es perfecto, todo es necesario, gracias, gracias, gracias. 

About the author

6 Responses
      1. JM

        La aceptación en busca de La Paz interior. Parece fácil. Y no debe serlo. Gran artículo. Gracias.

        1. Muchísimas gracias JM, es tan fácil como crees que es 🙂 para mí fue liberador descubrir la aceptación, es liberadora. Al final, aceptar, es no lucha, es fluir… y la vida transcurre de otro modo, mas placido, más reconfortante, todo es perfecto tal y como es, así de fácil, así de difícil.

  1. Manuel

    Aceptarnos como somos es importante, otra cosa es que el entorno no te acepte y quiera cambiarte , gracias por el consejo, tomo nota de algo

    1. El entorno te tienes que aceptar tal y como eres y si eso no es así, el «problema» no es tuyo… gracias por tus palabras y suerte 🙂

Leave a Reply

A %d blogueros les gusta esto: